Transcendental Meditation

2 x 20

El tiempo es un recurso escaso que, a menudo, nos causa ansiedad. No se puede, simplemente, poner más de 24 horas en un día por arte de magia. Nuestras listas de tareas, sin embargo, sí tienen el poder sobrenatural del dragón de la mitología griega – corta una tarea y enseguida aparecen dos más.

Cuando empecé a aprender la Meditación Trascendental me preocupaba mucho cómo incluir la práctica – 20 minutos dos veces al día – en mi agenda. ¿De verdad me sobran 40 minutos cada día? ¡Imposible! Apenas podía hacer todo lo que tenía que hacer – mi trabajo, cuidar a los niños, tareas domésticas – antes de caer rendida en la cama.

Una noche, unas pocas semanas después de comenzar a practicar la Meditación Trascendental , mi marido me dijo: «¡Vaya, nunca te había visto tan activa y eficiente TAN tarde de noche!» Un par de semanas más tarde yo ya tenía mucho más tiempo libre por las noches para relajarme y hacer las cosas que me gustan.

Supongo que la experiencia de cada uno es diferente, pero esto es lo que la práctica de Meditación Trascendental ha hecho para mí – he ahorrado tiempo. Tuve que «renunciar» a 40 minutos de mi día para relajarme, descansar y recuperar mi energía para poder ser mucho más eficiente en lo que hago. El 2 x 20 vale la pena.