Transcendental Meditation

Meditación bajo agua

Meditador diario por 21 años, especialista en software gráfico y entusiasta del buceo, Zoran Imsiragic es un serbio de 44 años. Decimos que se puede meditar en cualquier momento y en cualquier lugar, Zoran es un ejemplo viviente de esto. Él va un poco más allá al mostrar que se puede meditar incluso ¡bajo el agua! Este es un extracto de una entrevista con Zoran.

P. ¿Cuál es su rutina normal de meditación?

ZoranMedito dos veces al día, por la mañana y por la noche, por 20 minutos. Trato de hacerlo siempre, incluso cuando estoy de viaje. Puedo meditar en cualquier lugar – en un bus, volando o en el aeropuerto.

Cuando estaba aprendiendo a meditar como parte de la Meditación Trascendental (MT), nos dijeron que ¡se puede meditar en cualquier lugar donde se pueda pensar! Así que si puedo pensar en un avión, ¿por qué no puedo meditar ahí? Y realmente no tengo ningún problema en hacerlo. Puedo estar en un bus donde haya música muy fuerte, pero no me molesta. Sólo medito y se siente realmente agradable y diferente el experimentar el silencio dentro de mi, en medio de las sacudidas y del ruido exterior.

A veces, cuando estoy viajando, me quedo en una tienda con gente que no medita y les digo: “Si me ven sentado con los ojos cerrados y sin hacer nada, no crean que estoy loco (se ríe). Ni siquiera tienen que dejar de hacer lo que están haciendo. Mientras no me toquen ni pongan música, nada me molesta. Ni los molestaré yo, porque no hago ningún ruido.”

Meditación trascendental -- bajo agua

P. 21 años es mucho tiempo. A veces es difícil continuar cualquier práctica que uno empieza, incluso por poco tiempo. ¿Cómo ha sido capaz de meditar todos los días por 21 años?

ZoranFue fácil cuando descubrí que la Meditación Trascendental produjo un cambio en mí. Empecé a pensar mejor y era una persona mejor. Yo tenía muy mal carácter antes de aprender meditación. Con la meditación vi que me convertía en alguien que admira cosas. La meditación me hizo darme cuenta de que puedo cambiar un trabajo, un apartamento, país, cualquier cosa, pero quién soy yo no cambia. Realmente considero esto como mi segundo nacimiento, porque mi vida realmente cambió después de que empecé a meditar.

P. ¿Podría hablar un poco más de esto? ¿A qué áreas específicas de su vida ha contribuido la meditación?

ZoranHoy puedo decir que mi vida ha sido verdaderamente bendecida. Estoy acercándome a mí mismo. Soy más tranquilo y estable en situaciones de estrés. Yo fui buen estudiante, pero mi mente no era muy clara. Yo solía trabajar en lugares donde los plazos eran muy cortos. Debía estar concentrado y tranquilo. Con la meditación, vi que podía trabajar más y, al mismo tiempo, hacer también otras cosas que quería. Ahora estaba tratando de encontrar soluciones a problemas, porque me di cuenta que gritarle a alguien no es la solución.

P. ¿Puede mencionar algún caso en que la meditación lo haya salvado?

ZoranHan habido muchas ocasiones así. Una vez, cuando estaba me preparando para un examen, tenía muy poco tiempo debido al trabajo. No podía entender las cosas rápidamente y se estaba volviendo difícil. Decidí meditar un poco y entonces pude ¡aprender todo mejor y más rápido! Al día siguiente fui a dar examen y obtuve muy buenas calificaciones. El profesor me preguntó por cuánto tiempo me había preparado y le dije uno o dos días. No recomiendo prepararse así para exámenes, pero yo no tenía otra opción. Así que él dijo, ¡me pregunto cómo le habría ido si hubiera tenido una semana para estudiar!

Algo parecido me ocurrió también meditando bajo agua. Soy buzo y una vez estuve en una situación difícil. Un barco cercano me ayudó, me dieron un tanque de reserva y yo volví bajo el agua. Yo debía que quedarme allí por un cierto tiempo antes de poder subir a la superficie. Así que pensé que mientras estoy ahí, la meditación es lo que más me puede ayudar. así que me sostuve de la cuerda, cerré los ojos y medité porque no sé cuánto tiempo. Fue bueno (se ríe).

P. En su opinión, ¿cuál es el papel de la meditación en la vida cotidiana?

ZoranLo conecta consigo mismo y le da la fibra básica para todo lo que hace en su vida. Creo que puedo sobrevivir sin alimentos por algún tiempo, pero no sin meditación. A veces, en ciertas situaciones, no puedo hacerlo pero lo acepto y medito a la primera oportunidad.

P. ¿Le gustaría dar algunos consejos para los principiantes de la meditación?

ZoranA los que ya están meditando y a veces se distraen con pensamientos como, “¿Qué pasa con la meditación? ¿Por qué debería hacerlo?”, les diría que deben considerar la meditación como la dosis diaria de energía o la poción que lo hará más fuerte para enfrentar cualquier situación de la vida. Su mente se vuelve más fuerte y concentrada. Así que, cuando se dé cuenta de que la meditación es su poder secreto, Ud. la practicará.

Otra cosa que sé por mi propia experiencia, es que no vale la pena meditar si se tiene sueño porque entonces uno sólo se duerme con los ojos cerrados y no medita! En tal caso, lo que yo hago es dormir 10-15 minutos, pongo la alarma para despertarme y me siento descansado, entonces, en ese estado fresco, es cuando tengo una meditación maravillosa. Decimos que la meditación es un descanso más profundo que el sueño, pero a veces el cuerpo pide sólo eso: sueño. No lo resista.

Lo más importante es practicar regularmente. Incluso si no le apetece hacerlo por unos días, tiene pereza o se siente cansado, sólo diga, “No, sí lo haré”, y verá que sí puede. La Meditación Trascendental da la fuerza necesaria para cumplir con su compromiso.

Entrevista realizada y publicada originalmente por artofliving.org